Rita, cuando lo malo es bueno

Por: Ernesto Sánchez

MV5BOTk2NjAzMzQ1Nl5BMl5BanBnXkFtZTgwNzE1MzgxMDE@._V1_UY1200_CR91,0,630,1200_AL_.jpgTres veces me han pedido ser padrino de bautizo y dos veces padrino de primera comunión; las cinco veces he declinado respetuosamente la sugerencia. El motivo es sencillo: creo que ser un guía moral, de quien sea, es una de las responsabilidades más grandes que se te puede pedir. Sobre todo cuando el consejo que se puede ofrecer acarrearía más problemas que beneficios para los pequeños, pues reniego en seguir muchas de las reglas establecidas por la sociedad, ya sea por ridículas, arcaicas o inconvenientes. Lo que para mí sirve, para ellos podría ser motivo de rechazo por parte de sus compañeros, padres o maestros. Y desde este punto de vista, no hay forma de estar correcto.

Rita, personaje central de la serie danesa del mismo nombre, es una maestra y madre que se distancia del prototipo que la sociedad acepta. No debe extrañar esto, pues ser mal hablada, respondona y sexualmente sin ataduras, refleja, en el contexto (demasiado) puritano en el que vivimos, una mujer promiscua que se ha desviado del “buen camino”. Sin embargo, Rita nos muestra esa faceta de una mujer libre; libre de decir lo que piensa, de contestar cuando no está de acuerdo y de tener una sana vida sexual libre del “qué dirán”, cuestionamiento que pone freno a la mayoría de las decisiones que enfrentamos en la vida cotidiana.

El creador de la serie, Christian Torpe, que estrenó en 2012 en TV2 de Dinamarca, y que ahora está en la plataforma de Netflix, apostó todo por su personaje principal, interpretado por una excelente Mille Dinesen, pues aunque la trama es relativamente sencilla: situaciones que suceden en el salón de clases de una escuela pública y en la sala de la casa de su protagonista, es el desenvolvimiento de una personalidad complicada (y que parece estar clara y resuelta para el resto de los personajes) lo que apela al espectador de una manera adictiva.

Ser madre soltera de tres hijos, dos mayores de edad y otro por salir de la adolescencia (y del clóset), y maestra con métodos demasiado atrevidos tanto para el consejo escolar como para los padres, van esbozando las capas más sensibles de una mujer que se caracteriza por promocionar su áspera coraza. Pues, si la vida personal y la académica siempre están en conflicto, los sucesos, por simples que parezcan, son motivos para las reflexiones más extraordinarias (pero no por eso innecesarias). Esto a pesar de que una escuela pública en Dinamarca no tiene punto de comparación con las mexicanas o norteamericanas, donde su equiparación sería un colegio privado del más alto costo; o bien, que el salario de maestra es suficiente para vivir en lo que yo consideraría una mansión (y aquí no escondo ni poquito la envidia que esto me causa por los profesores daneses).

Así, el contexto en que la historia se desarrolla sólo refuerza que hay situaciones que son universales, y que muchas veces, por carecer del valor necesario, hemos dejado que se propaguen hasta convertirse en un modelo. Combatir (verbo del todo apropiado) esta degradación es uno de los rasgos distintivos que la serie plantea.

Por otro lado, sentirse identificado con una protagonista como Rita no es difícil, el carisma de este tipo de personajes lo hemos visto en otras series, sólo que con protagonistas masculinos (por ejemplo, Hank, de Californication) que también se catalogan como libertinos o renegados y que siempre están fuera del margen aceptado por la sociedad, pero que, una vez diseccionados por la cámara, muestran un lado humano vehemente. Como aquellos, Rita nos ofrece una visión que está en retroceso (por no decir en extinción) de valores que se superponen a la norma, pues hace énfasis en que ser malo a veces es bueno, sobre todo porque la mayoría de las veces lo bueno es más una reacción automática que una decisión pensada.

 

 

Anuncios

One thought on “Rita, cuando lo malo es bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s